Escucha algunas muestras del contenido del álbum.
Quien es Yolanda Zamora

Sobre el libro.

Derceto es la primera deidad femenina con cola de pez; era una potencia-sirena de la luna, en la más remota fe de Siria. Sin embargo, la referencia más antigua a las sirenas, dentro de la obra literaria, la encontramos en los cantos de Homero.

Y, con una referencia a la Odisea inician, justamente, los “sirenismos”; término que define los aforismos sobre las sirenas que aparecen en el bello libro, creado por una escritora y por una artista visual.

El Sirenario de Yolanda Zamora define su vocación lúdica desde el título mismo; libro hecho para jugar con los nombres, para conjugar el ser de las sirenas en diferentes lenguas. Tendríamos que decir, al leer el segundo brevísimo texto del conjunto, que nos muestra progresivamente, como en los antiguos bestiarios medievales, el origen de las sirenas, su historia, pero entendida tal y como se entendía en el medioevo, en el que hacer la historia de un ser era señalar sus características, las semejanzas que se le podía encontrar con otros seres, las virtudes que poseía, las leyendas y relatos en los que había estado mezclado, los alimentos que comía o que proporcionaba, lo que los antiguos decían de él.  La historia mágica que antes se confundía con la ciencia, confusión que a partir de la institución de la Historia Natural moderna se perdió, dejando a numerosos seres fantásticos sin historia; mas Yolanda Zamora recupera esa antigua tradición y nos refiere en su Sirenario los hábitos cotidianos, los rasgos, atributos, preferencias y otros secretos de las sirenas, en este bestiario altamente especializado.

Pero regresemos al principio del libro: las referencias al campo épico homérico que figuran en el Sirenario no adoptan la forma de una alusión indirecta, realizada a través del recurso simple de mencionar un personaje del poema. La autora asume como suya la retórica clásica al recrear la tópica del exordio de la tradición helénica, invocando al personaje que sedujera al legendario viajero, para que refiera la historia de las sirenas, y asume la estructura de una sintaxis antigua, la identificación a través del epíteto, tal característica de la obra en la que un hombre escuchara, por primera vez, el canto de las sirenas, sin que le costara la vida ese placer.

Sobre la idea del audiolibro

Quizá fuera por el enorme cariño y respeto que le tengo a Yolanda Zamora,

Quizá motivado por la curiosidad y la fascinación de un canto de sirenas, El Sirenario llegó a mi vida como agua de mayo, cuando mi creatividad buscaba un espejo en el cual reflejarse.

No dudé ni un instante en pedirle a Yolanda que en su propia voz, dejase grabado el documento, con ese texto seductor, intenso y colmado de imágenes que por si solo, hizo brotar toda mi musicalidad, convertida en una obra única, inédita en mi quehacer y mi andar.

Se trataba de un reto creativo mayúsculo, pues El Sirenario es un libro para el que había que alcanzar el listón y no solo hacer música que acompañe al texto. Así pues, el álbum fue concebido como un concepto narrativo y musical, que bien podría considerarse un producto independiente y de gran solidez estructural.

Luego se sumó la voz del reconocido actor José Lavat, poniendo la guinda al fonograma de forma magistral.

Alejandro Segovia.

Créditos.

Álbum Sirenario

Idea original: Alejandro Segovia.

Concepto: Yolanda Zamora y Alejandro Segovia.

Textos y lectura: Yolanda Zamora.

Actor invitado: José Lavat.

Música original, arreglos, producción, mezcla y master: Alejandro Segovia.

Grabación de voz: Arturo Perales en OIGO Estudios.

Ilustraciones: Rocío Coffeen.